El ancho de impulso (NMS)

Según la evidencia científica actual, la forma de onda más idónea para obtener una contracción muscular es el impulso bifásico simétrico.
El ancho del impulso debe ser tal de permitir una transferencia de energía suficiente para excitar las fibras musculares. Un ancho superior no conduce a ninguna ventaja, en cambio puede crear una inútil molestia al paciente, a través de la estimulación de las fibras nerviosas doloridas.

El ancho del impulso de estimulación (WIDTH) ideal corresponde al valor de CRONAXIA del músculo a estimular.

Todo músculo está caracterizado por un valor de cronaxia, que expresa intrínsecamente la composición neuromuscular y el destino funcional. La CRONAXIA, expresada en μseg, puede ser definida como “el ancho del impulso de corriente, capaz de provocar una mínima (perceptible) contracción muscular, cuando el mismo es suministrado a una intensidad doble con respecto al valor de REOBASE”. La REOBASE, a su vez expresada en mA, se define como “el nivel de corriente al cual debe ser suministrado un impulso de una duración superior a 100 ms, para provocar, en correspondencia de la placa motriz, una mínima (perceptible) contracción”.

Leave a reply