La estimulación neuromuscular (NMS)

El acrónimo N.M.E.S. significa electroestimulación neuromuscular.

También se conoce como estimulación neuromuscular (NMS) y es el proceso por el que los impulsos eléctricos débiles se utilizan para contratar y relajar los músculos para inducer ejercicio “pasivo”.

La NMS se ha utilizado en el campo de la rehabilitación durante muchos años para tratar y prevenir la degeneración que puede ocurrir con la inmovilización prolongada.

Después de la terapia antálgica, la activación muscular, mediante impulsos eléctricos, es la aplicación más extendida de la electroestimulación y se aplica, en el campo de la rehabilitación, en la prevención y en el tratamiento de la hipotonía muscular localizada.

Cómo funciona la NMS

Mediante un par de electrodos autoadhesivos, los impulsos de electroestimulación se aplican en el músculo; como resultado, obtendremos fases de contracción, alternadas con fases de relajación del músculo, exactamente igual que ocurre durante la actividad fisiológica normal, pero con la ventaja de evitar la sensación de fatiga general.

La colocación correcta de los electrodos es muy importante con el fin de obtener la máxima eficacia.

No esperes grandes resultados después de la primera sesión.

Se pueden obtener resultados interesantes después de repetidas sesiones de tratamiento distribuidas durante un período relativamente largo.

Leave a reply