ENDORFINAS

Naturalmente la teoría del “gate control” no es la única en tema de dolor; una interpretación más reciente expone un mecanismo de control del tipo químico-humoral basado sobre la producción estimulada de substancias endógenas semejantes a la morfina denominadas ENDORFINAS y ENCEFALINAS. Estas, si bien con mecanismos bioquímicos diferentes, actuarían sobre el sistema de control descendente del dolor provocando un elevado efecto analgésico; para la estimulación a la producción de endorfinas no valen los mismos criterios de discriminación del ancho de los impulsos.


Ancho del impulso (WIDTH) en la terapia antiálgica

Como ya hemos visto, la acción antiálgica de la estimulación eléctrica se debe atribuir a mecanismos diferentes en función de la intensidad y de la duración de los impulsos. Tenemos así:

  • Impulsos breves y de intensidad moderada afectarán SOLAMENTE a las fibras de GRAN DIAMETRO (más sensibles y de velocidad de conducción más elevada). La acción antiálgica deriva de un BLOQUEO del dolor a nivel de los CUERNOS POSTERIORES DE LA MEDULA ESPINAL. Tal ACCION ANTIALGICA será INMEDIATA y de BREVE DURACION.
  • Impulsos más largos y con una intensidad superior estimulan simultáneamente fibras “sensitivas” y fibras “DOLORIFICAS”, POR LO TANTO SU ACCION ANTIALGICA no se puede atribuir al mecanismo del gate-control sino a la estimulación REFLEJADA del sistema central dedicado a la producción de SUBSTANCIAS SEMEJANTES A LA MORFINA (ENDORFINAS-ENCEFALINAS).

El sistema central de regulación del dolor produce estas substancias de efecto antiálgico cada vez que recibe una “señalización de dolor” desde la periferia; la cantidad de endorfinas producida, sin embargo, normalmente es apenas suficiente para limitar el dolor a niveles “soportables”.

Una “hipersecreción” estimulada (a nivel de hipófisis) de estas substancias puede hacer bajar aún más la “sensación dolor” hasta hacerla desaparecer.

La acción de estas substancias seguramente es MAS TARDIA pero MAS DURADERA.

Leave a reply